1. Inicio
  2. Blog Refinitiv
  3. Insights del mercado
  4. Candidato sorpresa de Colombia podría debilitar el estatus rebelde del izquierdista Petro

May 30, 2022 | Americas

Candidato sorpresa de Colombia podría debilitar el estatus rebelde del izquierdista Petro

Servicio en español de Reuters para América Latina
Reuters
Julia Symmes Cobb
Senior Correspondent, Reuters

El candidato izquierdista Gustavo Petro lideraba la carrera por la presidencia de Colombia, incluso en una segunda vuelta, inspirando a sus partidarios a imaginar un país más equitativo y verde.

Pero las promesas de un cambio radical del exguerrillero del M-19 ahora pueden resonar menos entre quienes quieren romper con la maquinaria política tradicional tras la sorpresiva llegada al balotaje del 19 de junio de su rival Rodolfo Hernández, un septuagenario empresario que ha dirigido su campaña enarbolando la bandera de inconformista independiente y antisistema.

Petro obtuvo el 40,3% de los votos en la primera vuelta del domingo, mientras que Hernández logró el 28,2%, superando al centroderechista Federico 'Fico' Gutiérrez, quien alcanzó un 23,9%.

Pese a que era visto como el candidato de la continuidad, Gutiérrez se perfilaba como el más seguro rival del izquierdista en la segunda vuelta.

Conocido por sus excéntricos videos en TikTok, Hernández promete fortalecer la ley y el orden, además de generar empleo, aunque los detalles de sus planes de gobierno son escasos.

A su turno Petro, un exalcalde de Bogotá de 62 años, presenta su tercera candidatura a la presidencia con reformas que, según él, comenzarán a corregir siglos de injusticia social.

"El asesino hoy está en el poder, el ladrón hoy está en el poder y por eso hay que cambiar el poder si queremos que esta nación pueda vivir, simplemente vivir", dijo Petro en un acto de campaña en la ciudad agrícola de Fusagasugá, a principios de este mes.

Petro estructuró gran parte de su retórica en torno a la necesidad de un cambio, señalando a Gutiérrez como representante de los mismos intereses políticos del actual e impopular presidente Iván Duque y su mentor, el influyente expresidente Álvaro Uribe.

"A lo que hay que tenerle miedo es a no cambiar el país", aseguró Petro.

Pero la retórica antisistema de Hernández, su promesa de luchar contra la corrupción, poner fin a los privilegios de los funcionarios públicos y gobernar sobriamente, arruinarán la narrativa de Petro, dijeron analistas, en especial dado que Gutiérrez y muchos de sus partidarios anunciaron que respaldarán al empresario en la segunda vuelta.

"Este es el escenario que más temía Petro", dijo Daniela Cuéllar, consultora senior de FTI Consulting en Bogotá.

"La retórica de Petro funciona mejor cuando se pinta a sí mismo enfrentándose a un candidato de la élite. Esa oratoria dialéctica se desvanece un poco cuando se opone a otro candidato fuera de los círculos internos del poder que también promete cambios", explicó.

Es probable que Petro intente enfatizar que, a pesar de los llamados de Hernández para poner fin a la corrupción, el empresario de 77 años está bajo investigación, dijo Sergio Guzmán, fundador de Colombia Risk Analysis.

La investigación de la Fiscalía General se refiere a las acusaciones de que Hernández intervino en una licitación para la recolección de basura cuando era alcalde de Bucaramanga para beneficiar a una empresa por la que su hijo había hecho lobby.

"Puede funcionar con los centristas, pero claramente sus votos son mínimos", dijo Guzmán, refiriéndose a los bajos puntajes en la primera vuelta de otros tres candidatos que obtuvieron menos del 6%. "Los votantes de Fico y los uribistas votarían por una piedra antes que por Petro".

"Petro tiene tres semanas para darle la vuelta a la narrativa de su campaña (...), es poco probable que tenga éxito", opinó Guzmán.

Descubra nuevas oportunidades con datos y contenido exclusivos ofrecidos por Eikon.

Afuera Con Lo Viejo

Partidarios de Petro de todas las edades dijeron a Reuters que creen que él es el candidato para traer el cambio al país sudamericano, especialmente a través de sus políticas ambientales, incluida la prohibición de nuevos contratos petroleros, y su promesa de ofrecer estudios universitarios públicos gratuitos.

La matrícula gratuita cambiaría la vida del estudiante de ciencias sociales Santiago Castillo, de 20 años.

"Es complicado la verdad ese acceder a la educación porque financieramente no alcanza", dijo Castillo, quien también trabaja como mesero. "Con él sabemos que no va a ser necesario matarnos ni dejar de dormir".

Mientras, Olgia Depolo ondeaba una gran bandera de Petro.

"Llevamos varios años con esa misma visión, no son cuatro décadas", aseguró Depolo, quien llegó a la concentración con su nieto adulto.

Pero los partidarios de Hernández aseguraron que es el ingeniero civil y exalcalde de Bucaramanga -quien dice que amasó una fortuna de 100 millones de dólares a través de su compañía constructora a pesar de sus humildes comienzos-, el candidato que mejor entiende el cambio que quieren los colombianos.

"A pesar de sus errores espero que logre bajar la corrupción", dijo a Reuters Gloria Gracia, una profesora de educación física y danza de 61 años, quien votó por Hernández, destacando que le gusta que él mismo financie su campaña y valore las comunidades rurales.

El padre campesino de Hernández estuvo retenido durante más de tres meses por la guerrilla de las FARC hace décadas, mientras que su hija Juliana fue secuestrada por rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en 2004 y se cree que fue asesinada en cautiverio.

Al igual que Petro, Hernández promete implementar completamente un acuerdo de paz de 2016 con la antigua guerrilla de las FARC y buscar conversaciones con el ELN para poner fin al conflicto de casi seis décadas que ha dejado más de 260.000 muertos.